Mariano y Kevin, dentistas y apasionados de bicicleta, 33 y 37 años

Toledo 26 de julio de 2021

Daros las gracias una vez mas por esta estancia fantástica en vuestro alojamiento, en este lugar tan especial. ¡Hemos pasado un semana fantástica!
Menudo programa:
* Subir y bajar el puerto hasta Navacerrada por la mañana temprano, después de un zumo impagable de espirulina, kale y espinacas… ¡¡Pura gasolina!!
* Un bañito en el río Eresma con agua bien fresquita y los menús vegetales de Carmen, bio, y de proximidad. Exquisito todo ! Una preferencia por las lentejas germinadas al curry, las judías blancas de la Granja con Shitake, y la crema de brócoli, aguacate y espirulina para untar en pan de centeno, una bomba…
* Siesta lectura y la simpatía de Pierre y sus explicaciones de rincones por descubrir.
* Pedaleo y baño de nuevo, estupendo el recorrido a las calderas, las silla del rey y la pradera de Valsaín, estupendas sugerencias.
-El concierto de jazz en la Granja del grupo de Valladolid sorprendente, gracias por la invitación y la cervecita sin alcohol con lima… y esa sopa reconfortante de calabacines de la huerta, antes de ir a dormir como reyes.
Misión cumplida ! ni phone, ni ordenador, ni Whatsapp. Detox de cuerpo y mente, inesperado y un éxito total, menuda burbuja este rincón !
Con la espirulina, ni agujetas, ni cansancio. Me parece que la voy a cambiar definitivamente por los chuletones y las chuletitas.
Nos vamos con la intención de volver pronto y entre tanto os dejamos nuestra mejor sonrisa de oreja a oreja.

Rosa, limpiezas, jardines y piscinas, 56 años

Segovia, 9 de julio de 2021

¡Bravo! por estas sesiones tan enriquecedoras entorno a la nutrición preventiva, no podéis imaginaros lo importante que han sido para mi y para mi amiga.
Vamos todos tan de cabeza y con tantas obligaciones que nos olvidamos de este pobre cuerpo que nos sirve de protección y envoltorio.
Después de estar ingresada por Covid, tuve un parón obligado de casi dos meses en los que no levantaba cabeza, cambié de médico de forma de comprar y de cocinar.
Las intervenciones de Nataly y Charo, me han servido para confirmar mis intuiciones y mi determinación por un cambio progresivo y determinado en mi alimentación.
Sin duda la farmacia está en la cocina, como bien decís. Ahora ya entiendo mejor el mundo de las bacterias… las que viven en el intestino y las que cultiváis en vuestras piscinas. Tengo que aprender a cocinar tantas cosas nuevas ! cereales intégrales, cocciones a baja temperatura, espirulina y especias… hay camino por delante.
Gracias por vuestra generosidad y vuestro buen humor, una ventana de oxigeno y una mano tendida al bienestar en estos tiempos difíciles.
Todo nuestro afecto.

Alejandro, estudiante en biología, 25 años

Madrid, 12 de mayo de 2021

‌El sentido de la hospitalidad

Ya me conocéis un poco, no soy un gran conversador… Y peor escritor.
Brevemente, mi total agradecimiento por vuestro sentido de la hospitalidad.
Como os dije este año maldito encerrado en una habitación delante de la pantalla para seguir con mis estudios ha sido tremendamente difícil para mi. He estado, como muchos, a punto de tirar la toalla.
Como sabéis, mi hermana que vive en el Escorial y es consumidora de vuestra espirulina, me sugirió hacer estos días de prácticas en vuestra micro-farmer, para cambiarme las ideas. Las interesantes conversaciones entorno a las cosechas, vuestra excelente biblioteca y vuestra confianza, me han dado impulso de nuevo. Pienso en mi abuelo, que también se nos ha ido con esta maldita pandemia y que me transmitió la importancia de la perseverancia y del agradecimiento como valores personales y de convivencia.
Pues bien, terminaré mis estudios, guardaré un agradecimiento profundo a vuestro sentido de la hospitalidad y la espirulina en mi mesa.
Una abrazo

Clara, Estudiante de Biología marina, 24 años

Cartagena, 28 de diciembre de 2020

Hola me llamo Clara, vivo al borde del mar y estudio biología marina.
Desde hace unos meses sueño con algas de todos los colores, Kombu, Wakame, Hiziki, Aga-agar, Dulsa, Arame, Lechuga de mar, Fuca, Nori……Algas verdes, amarillas, rojas, pardas, cargadas de iodo, minerales, alginatos, lipidoss y polifenoles !! Los mejores antivíricos !
Siendo española, belga y con ancestros vietnamitas he descubierto las algas tan tarde…. ! Como es posible que en occidente y en un país como España, rodeado de mar por todas partes hayamos olvidado o nunca hayamos aprendido a cocinar y alimentarnos con ellas ??? Que barbaridad, queda tanto por hacer y por comunicar !
Muchas gracias por todas las recetas que me has enviado, son muy inspiradoras. El libro de las algas de Clara Castellotti, es justo lo que necesitaba para dar el salto con las algas en la cocina.
Entre tanto descubrimiento está vuestra espirulina que no viene del mar, pero que es la mar de eficaz. Me he recuperado de este maldito virus a toda velocidad y he podido reforzar mi organismo como si fuera de hormigón ! Los que me conoce bien y que ya ha visto de todo en estos meses está sorprendidos de la marcha que llevo. Cada día un poquito de espirulina por la mañana y a rodar !.
Muchas gracias por este magnifico regalo de Navidad. El año acaba con una buena sintonía verde azul.

Soraya y Alejandro, Pediatra y Abogado, casi 40 años

Madrid, 20 de diciembre de 2020

Aquí Soraya y Alejandro, gracias por los contactos, los videos y los textos sobre malnutrición infantil y los recursos de la espirulina para los mas pequeños, me han sido muy útiles.
No conocía la larga experiencia al respecto en los dispensarios africanos, ni los artículos científicos en inglés. Es tan difícil hoy acceder a informaciones científicas serias con toda la basura que circula por las redes sociales ! Gracias, es una ventana abierta a una reflexión para ayudar a las mamás en precariedad económica, que cada vez son más. Sigo estudiando el tema y sin duda os haré participes de los resultados.
Alejandro va mucho mejor. Después de su accidente sabe que hay deportes que ya no puede hacer. Se a puesto a jugar al golf, dice que es un deporte de  viejecitos  pero le obliga a caminar y le permite charlotear. Come mucho mejor y no se salta su dosis de espirulina diaria, se la come a cucharadas soperas….Muchas gracias por vuestros envíos regulares.
En fin que este próximo año entre el césped y la espirulina será un año muy verde, esto promete. Un abrazo

Dominique, Profesor de yoga, 51 años

París – Perpignan – Girona, 17 de diciembre de 2020

Quedé en enviarles noticias… aquí van :
La práctica y la enseñanza del yoga en diferentes países me ha llevado a observar los cuerpos de mis alumnos en movimiento y las dificultades de algunos de ellos para acceder a algunas posturas con confort. Desde nuestro encuentro en el mes de junio pasado animo un grupo de yoga para personas jubiladas , se acuerdan ?
Este grupo no había practicado nunca y algunos llevaban años sin hacer deporte de forma regular. Se acercaron a la práctica del yoga para rellenar el vacío que deja el abandono radical de la actividad profesional impuesta por nuestra sociedad.
Para algunos es un momento difícil…..En las ciudades grandes este corte y cambio de vida puede ser violento. El inicio no fue fácil para algunos/as. Fue una buena idea integrar las charlas sobre nutrición que me propusieron, gracias por los excelentes contactos ! Aunque no soy nutricionista, me han guiado para sugerir un cambio también en los hábitos de alimentación. La espirulina que nos envían cada mes ya tiene su club de fans.
La calidad de este alimento sorprendente produce unos beneficios que no tienen discusión : Algunas personas tienen un aspecto de piel « de playa », gracias al caroteno ; el animo general y la energía está en alza, gracias al complemento del grupo B ; otros han abandonado las proteínas animales, gracias al alto contenido en proteína vegetal, y por ultimo casi todos beben menos y han perdido peso.
El éxito es total y el grupo va en progresión ! en fin unos « jovencitos » que han aprendido a respirar, a moverse y a comer mejor con disciplina y sin esfuerzo, por pura convicción.
La mejor experiencia de este año para mi, muy contento de este encuentro segoviano, seguimos en contacto.

Caterina y Olivia, Enfermeras, 44 y 37 años

Baleares, 26 de noviembre de 2020

Adiciones agridulces

Trabajamos en un ambulatorio como enfermeras en urgencias y este segundo confinamiento nos ha enfrentado a casos extremos de soledad y comportamientos sorprendentes en personas de apariencia sana.
El teletrabajo, las pantallas, la precariedad y la falta de perspectivas nos han hecho extremadamente vulnerables y frágiles. Un estrés general que deja emerger un sufrimiento psicológico sin edad, ni nacionalidad. Los efectos de esta pandemia llevan una carga inquietante de indicadores de depresión, dependencia al alcohol, al juego o al sexo en línea y a medicamentos innecesarios.
El aspecto preventivo es esencial en este nuevo contexto. La calidad de la alimentación y el cuidado de nuestro biotopo intestinal deberían ser prioritarios.
Consumimos espirulina desde hace varios años y la vuestra es de una excelente calidad. En la familia de los alimentos preventivos debería estar en la mesa de todas las familias, esta maravilla de la naturaleza.
Desde nuestra plataforma profesional y personal la aconsejamos a todos los que tratan de reforzar el espíritu y la moral en estos tiempos tan complicados.
La cosecha de este año es estupenda…Esperamos crear « adicción » a los beneficios de este alga. Muchas gracias por cuidarnos para que podamos seguir cuidando a los demás.

María, Química en paro, 35 años

Ávila, 13 de agosto de 2020

Les agradezco mucho la larga conversación de esta mañana. Estos meses de encierro me han dado que pensar y el destino ha decidido por mi. A la vuelta de esta curva me quedé sin empleo, supongo que como muchos otros…
Cuando en una empresa alguien no hace correctamente su trabajo, siempre hay alguno que puede poner en duda las competencias del sujeto y proceder a un despido, sin muchas contemplaciones.
Mi despido no ha sido por incompetencia, sino por falta de medios.
A nivel político, nosotros seguiremos cumpliendo con nuestra parte del contrato e iremos a votar al menos necio. Pero, ¿y nuestros políticos? ¿Acaso no podemos hoy, poner en duda sus competencias? ¡Por mi quedarían todos despedidos! Se lo tendrían que ganar con más talento, porque es tiempo de cooperación ágil y durable, la colaboración no basta.
Estoy pensando seriamente en formarme como productora de espirulina, la visita a su granja me ha abierto un camino inesperado, la espirulina es un modelo de economía sostenible sorprendente, un motor de vitalidad y posiblemente de una nueva vida. Muchas gracias.

Alfredo, Médico Naturópata-Acupuntor, 39 años

Madrid, 26 de julio de 2020

Quiero manifestarles mi entusiasmo por la calidad de su espirulina. Tras estos meses de confinamiento trato a muchos pacientes con problemas de artrosis, artritis, sobrepeso o lesiones de “exceso” de deporte para aquellos que lo habían abandonado hace tiempo y han vuelto a retomar, a veces, con entusiasmo excesivo.
Mis pacientes se adhieren hoy a la espirulina que ustedes les mandan por correo. Este alimento es un fantástico protector del sistema inmunitario a todos los niveles. El sistema inmunitario está formado por un conjunto de órganos, células y tejidos que colaboran juntos para protegernos de enfermedades y otras agresiones.
El mensaje va calando y poco a poco avanzamos en esta cruzada de la prevención a través de la alimentación. Cada vez somos más, sin duda, pero queda mucho por hacer. Les agradezco su invitación a las jornadas de talleres saludables y degustación, allí estaré. Es una idea estupenda para sensibilizar a aquellos que ya han dado el primer paso hacia un cambio de hábitos alimenticios. ¡Bravo!

Marta, Estudiante, 14 años

Segovia, 10 de junio de 2020

Rosario es el nombre de mi abuela. Ha estado muy malita y pensé que se iba a morir, ya casi no comía.
Un médico les dijo a mis padres que la espirulina podía ser una solución para que se alimentara y que no perdiera la poca fuerza que le quedaba.
He aprendido a hacer zumos, sopas, pastas con verduras, crema de garbanzos. Les agradezco mucho a todas las recetas que me han enviado. A Rosario le encanta la espirulina, se le pone la lengua verde y a mi también, cuando la como con ella, es muy divertido y nos reímos mucho.
Ahora está mucho mejor y el doctor dice que aunque la espirulina no es una medicina, es un alimento muy importante. Así que el martes pasaré en bicicleta a buscar el paquete para este mes. Muchos besos.


Gloria, Ama de casa, 35 años

El Escorial, 28 de abril de 2020

Un saludo antes de empezar, soy Gloria, madre de familia. En nuestra casa de la sierra de Madrid somos 6. Hace tiempo que empezamos a dar un giro hacia la cocina vegetal primero y vegetariana después. Al principio empecé en solitario, pero con el tiempo el resto de los miembros de la tribu se fueron sumando, no sin esfuerzo para los más jóvenes. La espirulina entró en casa para compensar la ausencia de proteína animal y de B12 en nuestra despensa.
Soy consumidora de espirulina desde hace más de 10 años, he probado de todo, la china, la hindú, la de Hawaii, del Togo y la de Costa Rica, entre otras. Bio con aditivos, eco pasada de fecha, secadas a altas temperaturas que ya perdieron sus vitaminas y minerales. Uno de mis hijos deportista y curioso por excelencia me ha hecho descubrir vuestra espirulina segoviana, exquisita, seca en su punto, sin aditivos. Estamos encantados de saberos productores de proximidad con envíos rapiditos por correo.
Ha sido un complemento y un refuerzo esencial para todos en estos meses de encierro. Esperamos poder visitaros pronto en familia. Muchas gracias por el esmero y cuidado de vuestra labor.

Fernando, Calefactor, 60 años

Madrid, 27 de marzo de 2020

Quiero agradecerles sinceramente las muestras de espirulina que me han enviado.
Le agradezco sus consejos. Ahora tomo su espirulina solo por la mañana y duermo mejor. Efectivamente por la noche me daba mucha marcha y energía que me impedían relajarme y enganchar el sueño.
Me doy cuenta también que cuando tomo al mediodía, puedo ir suprimiendo la proteína animal de la comida y me siento más ligero para enfrentar el trabajo de la tarde. No sé si se deberá solo a la espirulina pero he perdido bastante peso y creo que va a ser más fácil encontrar alguna admiradora a la que pueda seducir con alguna de sus recetas!
Muchas gracias por este descubrimiento, en espera de la cosecha de este año… ¡He vuelto a esquiar que es mi gran pasión y ya no se que son las agujetas!

Miguel, Carpintero, 35 años

Valladolid, 13 de marzo de 2020

Hola, me llamo Miguel,
He sido deportista amateur durante más de 15 años, en un deporte muy exigente. Varias lesiones me obligaron a abandonar mi pasión de la práctica deportiva. En esa época nos aconsejaban tomar extractos de proteínas ¡mañana, tarde y noche! Nunca nos preguntamos las consecuencias que estos productos podían tener en nuestro organismo, los efectos secundarios a largo plazo no son anodinos.
Al abandonar la práctica regular de un deporte extremo, encontré algunas alternativas en actividades deportivas más ligeras y me hice vegetariano. ¡El descubrimiento de la espirulina ha sido una revelación! Tengo mi dosis de proteínas aseguradas en una sola toma, el beneficio de esta planta es increíble, ayuda a regenerar el esfuerzo sin agujetas y sin efecto yoyo. Me ayuda a regenerar en la continuidad todo el sistema energético de manera profunda. Muchas gracias a vosotros por la proximidad y la calidad de vuestra espirulina.

Mariano y Kevin, dentistas y apasionados de bicicleta, 33 y 37 años

Toledo 26 de julio de 2021

Daros las gracias una vez mas por esta estancia fantástica en vuestro alojamiento, en este lugar tan especial. ¡Hemos pasado un semana fantástica!
Menudo programa:
* Subir y bajar el puerto hasta Navacerrada por la mañana temprano, después de un zumo impagable de espirulina, kale y espinacas… ¡¡Pura gasolina!!
* Un bañito en el río Eresma con agua bien fresquita y los menús vegetales de Carmen, bio, y de proximidad. Exquisito todo ! Una preferencia por las lentejas germinadas al curry, las judías blancas de la Granja con Shitake, y la crema de brócoli, aguacate y espirulina para untar en pan de centeno, una bomba…
* Siesta lectura y la simpatía de Pierre y sus explicaciones de rincones por descubrir.
* Pedaleo y baño de nuevo, estupendo el recorrido a las calderas, las silla del rey y la pradera de Valsaín, estupendas sugerencias.
-El concierto de jazz en la Granja del grupo de Valladolid sorprendente, gracias por la invitación y la cervecita sin alcohol con lima… y esa sopa reconfortante de calabacines de la huerta, antes de ir a dormir como reyes.
Misión cumplida ! ni phone, ni ordenador, ni Whatsapp. Detox de cuerpo y mente, inesperado y un éxito total, menuda burbuja este rincón !
Con la espirulina, ni agujetas, ni cansancio. Me parece que la voy a cambiar definitivamente por los chuletones y las chuletitas.
Nos vamos con la intención de volver pronto y entre tanto os dejamos nuestra mejor sonrisa de oreja a oreja.

Rosa, limpiezas, jardines y piscinas, 56 años

Segovia, 9 de julio de 2021

¡Bravo! por estas sesiones tan enriquecedoras entorno a la nutrición preventiva, no podéis imaginaros lo importante que han sido para mi y para mi amiga.
Vamos todos tan de cabeza y con tantas obligaciones que nos olvidamos de este pobre cuerpo que nos sirve de protección y envoltorio.
Después de estar ingresada por Covid, tuve un parón obligado de casi dos meses en los que no levantaba cabeza, cambié de médico de forma de comprar y de cocinar.
Las intervenciones de Nataly y Charo, me han servido para confirmar mis intuiciones y mi determinación por un cambio progresivo y determinado en mi alimentación.
Sin duda la farmacia está en la cocina, como bien decís. Ahora ya entiendo mejor el mundo de las bacterias… las que viven en el intestino y las que cultiváis en vuestras piscinas. Tengo que aprender a cocinar tantas cosas nuevas ! cereales intégrales, cocciones a baja temperatura, espirulina y especias… hay camino por delante.
Gracias por vuestra generosidad y vuestro buen humor, una ventana de oxigeno y una mano tendida al bienestar en estos tiempos difíciles.
Todo nuestro afecto.

Alejandro, estudiante en biología, 25 años

Madrid, 12 de mayo de 2021

‌El sentido de la hospitalidad

Ya me conocéis un poco, no soy un gran conversador… Y peor escritor.
Brevemente, mi total agradecimiento por vuestro sentido de la hospitalidad.
Como os dije este año maldito encerrado en una habitación delante de la pantalla para seguir con mis estudios ha sido tremendamente difícil para mi. He estado, como muchos, a punto de tirar la toalla.
Como sabéis, mi hermana que vive en el Escorial y es consumidora de vuestra espirulina, me sugirió hacer estos días de prácticas en vuestra micro-farmer, para cambiarme las ideas. Las interesantes conversaciones entorno a las cosechas, vuestra excelente biblioteca y vuestra confianza, me han dado impulso de nuevo. Pienso en mi abuelo, que también se nos ha ido con esta maldita pandemia y que me transmitió la importancia de la perseverancia y del agradecimiento como valores personales y de convivencia.
Pues bien, terminaré mis estudios, guardaré un agradecimiento profundo a vuestro sentido de la hospitalidad y la espirulina en mi mesa.
Una abrazo

Clara, Estudiante de Biología marina, 24 años

Cartagena, 28 de diciembre de 2020

Hola me llamo Clara, vivo al borde del mar y estudio biología marina.
Desde hace unos meses sueño con algas de todos los colores, Kombu, Wakame, Hiziki, Aga-agar, Dulsa, Arame, Lechuga de mar, Fuca, Nori……Algas verdes, amarillas, rojas, pardas, cargadas de iodo, minerales, alginatos, lipidoss y polifenoles !! Los mejores antivíricos !
Siendo española, belga y con ancestros vietnamitas he descubierto las algas tan tarde…. ! Como es posible que en occidente y en un país como España, rodeado de mar por todas partes hayamos olvidado o nunca hayamos aprendido a cocinar y alimentarnos con ellas ??? Que barbaridad, queda tanto por hacer y por comunicar !
Muchas gracias por todas las recetas que me has enviado, son muy inspiradoras. El libro de las algas de Clara Castellotti, es justo lo que necesitaba para dar el salto con las algas en la cocina.
Entre tanto descubrimiento está vuestra espirulina que no viene del mar, pero que es la mar de eficaz. Me he recuperado de este maldito virus a toda velocidad y he podido reforzar mi organismo como si fuera de hormigón ! Los que me conoce bien y que ya ha visto de todo en estos meses está sorprendidos de la marcha que llevo. Cada día un poquito de espirulina por la mañana y a rodar !.
Muchas gracias por este magnifico regalo de Navidad. El año acaba con una buena sintonía verde azul.

Soraya y Alejandro, Pediatra y Abogado, casi 40 años

Madrid, 20 de diciembre de 2020

Aquí Soraya y Alejandro, gracias por los contactos, los videos y los textos sobre malnutrición infantil y los recursos de la espirulina para los mas pequeños, me han sido muy útiles.
No conocía la larga experiencia al respecto en los dispensarios africanos, ni los artículos científicos en inglés. Es tan difícil hoy acceder a informaciones científicas serias con toda la basura que circula por las redes sociales ! Gracias, es una ventana abierta a una reflexión para ayudar a las mamás en precariedad económica, que cada vez son más. Sigo estudiando el tema y sin duda os haré participes de los resultados.
Alejandro va mucho mejor. Después de su accidente sabe que hay deportes que ya no puede hacer. Se a puesto a jugar al golf, dice que es un deporte de  viejecitos  pero le obliga a caminar y le permite charlotear. Come mucho mejor y no se salta su dosis de espirulina diaria, se la come a cucharadas soperas….Muchas gracias por vuestros envíos regulares.
En fin que este próximo año entre el césped y la espirulina será un año muy verde, esto promete. Un abrazo

Dominique, Profesor de yoga, 51 años

París – Perpignan – Girona, 17 de diciembre de 2020

Quedé en enviarles noticias… aquí van :
La práctica y la enseñanza del yoga en diferentes países me ha llevado a observar los cuerpos de mis alumnos en movimiento y las dificultades de algunos de ellos para acceder a algunas posturas con confort. Desde nuestro encuentro en el mes de junio pasado animo un grupo de yoga para personas jubiladas , se acuerdan ?
Este grupo no había practicado nunca y algunos llevaban años sin hacer deporte de forma regular. Se acercaron a la práctica del yoga para rellenar el vacío que deja el abandono radical de la actividad profesional impuesta por nuestra sociedad.
Para algunos es un momento difícil…..En las ciudades grandes este corte y cambio de vida puede ser violento. El inicio no fue fácil para algunos/as. Fue una buena idea integrar las charlas sobre nutrición que me propusieron, gracias por los excelentes contactos ! Aunque no soy nutricionista, me han guiado para sugerir un cambio también en los hábitos de alimentación. La espirulina que nos envían cada mes ya tiene su club de fans.
La calidad de este alimento sorprendente produce unos beneficios que no tienen discusión : Algunas personas tienen un aspecto de piel « de playa », gracias al caroteno ; el animo general y la energía está en alza, gracias al complemento del grupo B ; otros han abandonado las proteínas animales, gracias al alto contenido en proteína vegetal, y por ultimo casi todos beben menos y han perdido peso.
El éxito es total y el grupo va en progresión ! en fin unos « jovencitos » que han aprendido a respirar, a moverse y a comer mejor con disciplina y sin esfuerzo, por pura convicción.
La mejor experiencia de este año para mi, muy contento de este encuentro segoviano, seguimos en contacto.

Caterina y Olivia, Enfermeras, 44 y 37 años

Baleares, 26 de noviembre de 2020

Adiciones agridulces

Trabajamos en un ambulatorio como enfermeras en urgencias y este segundo confinamiento nos ha enfrentado a casos extremos de soledad y comportamientos sorprendentes en personas de apariencia sana.
El teletrabajo, las pantallas, la precariedad y la falta de perspectivas nos han hecho extremadamente vulnerables y frágiles. Un estrés general que deja emerger un sufrimiento psicológico sin edad, ni nacionalidad. Los efectos de esta pandemia llevan una carga inquietante de indicadores de depresión, dependencia al alcohol, al juego o al sexo en línea y a medicamentos innecesarios.
El aspecto preventivo es esencial en este nuevo contexto. La calidad de la alimentación y el cuidado de nuestro biotopo intestinal deberían ser prioritarios.
Consumimos espirulina desde hace varios años y la vuestra es de una excelente calidad. En la familia de los alimentos preventivos debería estar en la mesa de todas las familias, esta maravilla de la naturaleza.
Desde nuestra plataforma profesional y personal la aconsejamos a todos los que tratan de reforzar el espíritu y la moral en estos tiempos tan complicados.
La cosecha de este año es estupenda…Esperamos crear « adicción » a los beneficios de este alga. Muchas gracias por cuidarnos para que podamos seguir cuidando a los demás.

María, Química en paro, 35 años

Ávila, 13 de agosto de 2020

Les agradezco mucho la larga conversación de esta mañana. Estos meses de encierro me han dado que pensar y el destino ha decidido por mi. A la vuelta de esta curva me quedé sin empleo, supongo que como muchos otros…
Cuando en una empresa alguien no hace correctamente su trabajo, siempre hay alguno que puede poner en duda las competencias del sujeto y proceder a un despido, sin muchas contemplaciones.
Mi despido no ha sido por incompetencia, sino por falta de medios.
A nivel político, nosotros seguiremos cumpliendo con nuestra parte del contrato e iremos a votar al menos necio. Pero, ¿y nuestros políticos? ¿Acaso no podemos hoy, poner en duda sus competencias? ¡Por mi quedarían todos despedidos! Se lo tendrían que ganar con más talento, porque es tiempo de cooperación ágil y durable, la colaboración no basta.
Estoy pensando seriamente en formarme como productora de espirulina, la visita a su granja me ha abierto un camino inesperado, la espirulina es un modelo de economía sostenible sorprendente, un motor de vitalidad y posiblemente de una nueva vida. Muchas gracias.

Alfredo, Médico Naturópata-Acupuntor, 39 años

Madrid, 26 de julio de 2020

Quiero manifestarles mi entusiasmo por la calidad de su espirulina. Tras estos meses de confinamiento trato a muchos pacientes con problemas de artrosis, artritis, sobrepeso o lesiones de “exceso” de deporte para aquellos que lo habían abandonado hace tiempo y han vuelto a retomar, a veces, con entusiasmo excesivo.
Mis pacientes se adhieren hoy a la espirulina que ustedes les mandan por correo. Este alimento es un fantástico protector del sistema inmunitario a todos los niveles. El sistema inmunitario está formado por un conjunto de órganos, células y tejidos que colaboran juntos para protegernos de enfermedades y otras agresiones.
El mensaje va calando y poco a poco avanzamos en esta cruzada de la prevención a través de la alimentación. Cada vez somos más, sin duda, pero queda mucho por hacer. Les agradezco su invitación a las jornadas de talleres saludables y degustación, allí estaré. Es una idea estupenda para sensibilizar a aquellos que ya han dado el primer paso hacia un cambio de hábitos alimenticios. ¡Bravo!

Marta, Estudiante, 14 años

Segovia, 10 de junio de 2020

Rosario es el nombre de mi abuela. Ha estado muy malita y pensé que se iba a morir, ya casi no comía.
Un médico les dijo a mis padres que la espirulina podía ser una solución para que se alimentara y que no perdiera la poca fuerza que le quedaba.
He aprendido a hacer zumos, sopas, pastas con verduras, crema de garbanzos. Les agradezco mucho a todas las recetas que me han enviado. A Rosario le encanta la espirulina, se le pone la lengua verde y a mi también, cuando la como con ella, es muy divertido y nos reímos mucho.
Ahora está mucho mejor y el doctor dice que aunque la espirulina no es una medicina, es un alimento muy importante. Así que el martes pasaré en bicicleta a buscar el paquete para este mes. Muchos besos.

Gloria, Ama de casa, 35 años

El Escorial, 28 de abril de 2020

Un saludo antes de empezar, soy Gloria, madre de familia. En nuestra casa de la sierra de Madrid somos 6. Hace tiempo que empezamos a dar un giro hacia la cocina vegetal primero y vegetariana después. Al principio empecé en solitario, pero con el tiempo el resto de los miembros de la tribu se fueron sumando, no sin esfuerzo para los más jóvenes. La espirulina entró en casa para compensar la ausencia de proteína animal y de B12 en nuestra despensa.
Soy consumidora de espirulina desde hace más de 10 años, he probado de todo, la china, la hindú, la de Hawaii, del Togo y la de Costa Rica, entre otras. Bio con aditivos, eco pasada de fecha, secadas a altas temperaturas que ya perdieron sus vitaminas y minerales. Uno de mis hijos deportista y curioso por excelencia me ha hecho descubrir vuestra espirulina segoviana, exquisita, seca en su punto, sin aditivos. Estamos encantados de saberos productores de proximidad con envíos rapiditos por correo.
Ha sido un complemento y un refuerzo esencial para todos en estos meses de encierro. Esperamos poder visitaros pronto en familia. Muchas gracias por el esmero y cuidado de vuestra labor.

Fernando, Calefactor, 60 años

Madrid, 27 de marzo de 2020

Quiero agradecerles sinceramente las muestras de espirulina que me han enviado.
Le agradezco sus consejos. Ahora tomo su espirulina solo por la mañana y duermo mejor. Efectivamente por la noche me daba mucha marcha y energía que me impedían relajarme y enganchar el sueño.
Me doy cuenta también que cuando tomo al mediodía, puedo ir suprimiendo la proteína animal de la comida y me siento más ligero para enfrentar el trabajo de la tarde. No sé si se deberá solo a la espirulina pero he perdido bastante peso y creo que va a ser más fácil encontrar alguna admiradora a la que pueda seducir con alguna de sus recetas!
Muchas gracias por este descubrimiento, en espera de la cosecha de este año… ¡He vuelto a esquiar que es mi gran pasión y ya no se que son las agujetas!

Miguel, Carpintero, 35 años

Valladolid, 13 de marzo de 2020

Hola, me llamo Miguel,
He sido deportista amateur durante más de 15 años, en un deporte muy exigente. Varias lesiones me obligaron a abandonar mi pasión de la práctica deportiva. En esa época nos aconsejaban tomar extractos de proteínas ¡mañana, tarde y noche! Nunca nos preguntamos las consecuencias que estos productos podían tener en nuestro organismo, los efectos secundarios a largo plazo no son anodinos.
Al abandonar la práctica regular de un deporte extremo, encontré algunas alternativas en actividades deportivas más ligeras y me hice vegetariano. ¡El descubrimiento de la espirulina ha sido una revelación! Tengo mi dosis de proteínas aseguradas en una sola toma, el beneficio de esta planta es increíble, ayuda a regenerar el esfuerzo sin agujetas y sin efecto yoyo. Me ayuda a regenerar en la continuidad todo el sistema energético de manera profunda. Muchas gracias a vosotros por la proximidad y la calidad de vuestra espirulina.